Diferencia entre tarima flotante y suelo vinilico

Diferencia entre tarima flotante y suelo vinílico y cuál escoger

La elección de un tipo de suelo para el hogar es uno de los aspectos más importantes. No en vano, el suelo es la superficie que se utiliza a diario y tiene un enorme impacto en la estética y funcionalidad de la vivienda. Es por esto por lo que hoy te mostramos la diferencia entre tarima flotante y suelo vinílico.

La elección de un óptimo pavimento puede mejorar el valor de la propiedad y hacer que la casa sea mucho más cómoda y acogedora. Además, en caso de tener niños o mascotas también deberás escoger un suelo resistente y de gran durabilidad.

Qué te encontrarás en este artículo

Diferencia entre tarima flotante y suelo vinílico

La tarima flotante y el suelo vinílico son dos opciones muy populares para el revestimiento de viviendas y locales comerciales. Tal vez puedan parecer similares a simple vista, pero existen una serie de diferencias significativas entre ellos.

La tarima flotante está compuesta por paneles de madera o materiales sintéticos que se instalan sobre una capa base de espuma o corcho. A veces, es posible instalar este suelo sin necesidad de clavar o pegar los paneles, por lo que resulta muy fácil y rápido de colocar. Un tipo de suelo de gran durabilidad y fácil de mantener.

Diferencias entre tarima flotante y suelo vinilico

El suelo vinílico, por su parte, está fabricado de materiales sintéticos (PVC o fibra de vidrio). Se instala directamente sobre el suelo y se puede pegar o flotar sobre una capa base de espuma. El suelo vinílico es resistente al agua y la humedad, por lo que es perfecto también para colocar en cocinas y baños. Incluso puede imitar la apariencia de la madera.

Qué escoger tarima flotante y suelo vinílico

Una vez que sabemos cuál es la diferencia entre tarima flotante y suelo vinílico, es necesario conocer en qué situaciones debemos escoger un tipo de revestimiento u otro.

El suelo vinílico es mejor para…

El suelo vinílico, al ser muy resistente y duradero, es perfecto para aquellos hogares en los que haya niños o mascotas. Además, es una muy buena opción para instalar en el baño o la cocina, ya que resiste muy bien el agua y no se daña con la humedad.

Un tipo de pavimento muy fácil de limpiar y mantener y que posee una amplia variedad de diseños y estilos. Si estás buscando una opción económica para el suelo, el vinílico será una decisión muy acertada.

Qué escoger tarima flotante y suelo vinílico

La tarima flotante es mejor para…

La tarima flotante, por su parte, es también muy fácil de instalar y se puede colocar sobre cualquier superficie, incluso sobre otros suelos ya existentes. Un pavimento resistente al desgaste y que tiene una enorme durabilidad.

Asimismo, es uno de los suelos con más ventajas si lo que se desea es renovar la estética de una habitación sin realizar grandes obras. Las posibilidades que existen en el mercado son muchas y muy variadas en materia de estilo y diseño.


¿Más dudas sobre qué suelo elegir para tu casa? Te las resolvemos en:

Diferencia entre parquet y tarima

Diferencia entre suelo laminado y tarima

Diferencia entre tarima clásica, laminada y flotante