Diferencia entre suelo laminado y tarima flotante o exterior

Diferencia entre suelo laminado y tarima flotante o exterior

Dos de las mejores opciones para el pavimento de tu casa o tu negocio son el suelo laminado y la tarima flotante o exterior. La elección de uno u otro irá en función de una serie de características y factores a tener en cuenta. Por eso, para que lo tengas más fácil a la hora de elegir te mostramos cuál es la principal diferencia entre suelo laminado y tarima.

En Virutas de Hogar somos expertos en la venta e instalación de suelos laminados y tarimas flotantes o de exterior. Te ofrecemos una amplia gama de servicios para que puedas disfrutar de la mejor opción. Trabajamos siempre con los mejores materiales y acabados para garantizar así la máxima satisfacción entre nuestros clientes.

Qué te encontrarás en este artículo

Diferencia entre suelo laminado y tarima flotante

La tarima flotante está fabricada en madera natural, mientras que el suelo laminado está hecho sobre todo de materiales sintéticos. Esta es, precisamente, la principal diferencia entre ambos. La tarima flotante, pues, posee un aspecto más conseguido y tiene una mayor vida útil que el suelo laminado.

Diferencia entre suelo laminado y tarima flotante

Suelo laminado

No obstante, el suelo laminado es más económico y no requiere tanto mantenimiento como la tarima flotante. De hecho, es capaz de soportar mejor la humedad, las manchas y los arañazos. Pero, por contra, la tarima flotante ofrece un mayor grado de aislamiento acústico y térmico con respecto al suelo laminado.

Diferencia entre suelo laminado y tarima exterior

La tarima exterior es un tipo de pavimento que se emplea en porches, jardines, terrazas o piscinas. Posee las mismas características que la tarima flotante, aunque, en este caso, con una capacidad de resistencia mayor a los agentes climáticos. Por eso, las diferencias con respecto al suelo laminado son muy similares a las anteriores.

De hecho, la tarima exterior requiere de un proceso de secado diferente para que resista las condiciones climatológicas. Su sistema de instalación, por lo general, se lleva a cabo fijando el pavimento a rastreles de madera por medio de grapas, tornillos o clavos.

Diferencia entre suelo laminado y tarima exterior

Tarima exterior

Cuál escoger entre suelo laminado y tarima

Una vez que conoces las diferencias entre suelo laminado y tarima, toca decidirse entre uno u otro pavimento. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de condicionantes particulares.

El suelo laminado es mejor para…

Al ser más resistente que la tarima, el suelo laminado es perfecto para aquellas viviendas o negocios con mucho tránsito peatonal. Para una tienda o un comercio o una casa en la que viven varias personas con niños es, sin duda, la mejor opción, ya que es más económico y resiste muy bien la humedad, las manchas y arañazos.

La tarima flotante es mejor para…

La tarima flotante, por su parte, se usa mucho en viviendas nuevas, ya que, con la instalación de este pavimento, la altura del suelo se eleva unos 4 centímetros aproximadamente. Es perfecta para el comedor, el dormitorio, el salón e incluso para una oficina, una tienda con no mucho tránsito peatonal, etc.

La tarima exterior es mejor para…

Finalmente, la tarima exterior es un pavimento muy estético para cubrir tu terraza, ciertas zonas concretas del jardín, el porche o la piscina. Espacios todos ellos al aire libre y en los que debes cuidar el material con un mantenimiento adecuado.